Decir que no existe una verdad absoluta ES una verdad absoluta. La verdad corresponde con la realidad, describe la manera en cómo el mundo realmente es. No se basa exclusivamente en observaciones de laboratorio, sino en todo el conjunto de herramientas del pensamiento que el hombre tiene: ciencia, razón, filosofía, experiencia, observación, lógica. La evidencia se forma de todo lo que existe y de lo que se razona sobre eso que se conoce.

Dios existe o no existe, alguna de las dos tiene absoluta razón.

Si Dios no existe:

  • Eres un accidente de la materia, un juego de azar.
  • La diferencia entre ti y el estiércol es la configuración de los átomos (los cuales se asignaron así sin ningún sentido ni dirección).
  • No existe el bien ni el mal. No existe diferencia entre dar la vida o asesinar, entre descubrir la penicilina o ser Hitler.
  • Te engañas al creer que la empatía, los sentimientos o los valores que has abrazado tienen alguna trascendencia, importancia o sustento. Son producto de sustancias químicas, pulsiones e instintos generados de un mundo natural nacido de la nada y que se mueve hacia la nada. Tu origen y final es el mismo que el de las cucarachas, ambos fueron formados y desapareceran sobre los mismos principios creadores.
  • Eres muy torpe al trabajar y guardar ciertos principios. Tu mente, tu “consciencia”, el saber que sabes, (eso que otros llaman alma) es un engaño, una anomalía, una singularidad de la evolución. Como el conjunto de átomos que eres da igual si trabajas, mueres, piensas, creas, destruyes, violas, compones música, pintas, cuidas o ahogas a tus amigos, trabajas o comes… Es un engaño de la anomalía creer que existe valor, diferencia o sentido en todo eso que haces. Ni las flores, ni los delfines, ni el estiercol se preguntan esas cosas, ni deciden nada, ni saben que saben. Tu singularidad te tiende una trampa existencial. Lo que te convierte en el desecho y virus de la materia.

Si Dios existe…

  • Tu origen tiene una voluntad, mente e inteligencia detrás de el.
  • Existe algo fuera de lo creado que puede decir si existen principios tanto físicos, como existenciales sobre los cuales se funda la creación (evolución, ética, moral, justicia, etc.).
  • No podremos conocerlo realmente SI no se revela.
  • Aún revelando su existencia, no podremos comprender todo lo que ha creado y los motivos por los cuales los ha creado, ni porque las cosas son como son.
  • Su existencia no es afectada por nuestras emociones hacia él, ni por nuestras preguntas sin respuesta.
  • Es muy razonable mi inteligencia, consciencia, búsqueda de justicia y deseos de una ley moral.
  • Es muy normal que mi capacidad de empujar átomos a voluntad y que el poder afectar el medio que me rodea (libertad) genere alteraciones en la creación que resultarán en distintos efectos, buenos o malos en base a mis libres intenciones.
  • Es de esperar que me cuestiones la existencia, el sentido de las cosas, mi origen, el bien, el mal.
  • Es natural expresarme en niveles superiores como la música, la pintura, la escritura, y cualquier arte.
  • Existe una diferencia fundamental entre descubrir la penicilina o ser Hitler, entre violar y entregar la vida por los que amamos.

Esto no prueba nada, es una reflexión que lleva a sus verdaderas y últimas consecuencias lo que se dice es verdad, lo que al final debe creer quién entrega su vida a uno u otro enunciado. Es tener el valor de realmente llevar hasta el final lo que se dice con la boca.